HomeNacionalesLa quimera del oro negro llega a su fin

La quimera del oro negro llega a su fin

Al conmemorarse cuarenta años del boom petrolero (1972-2012), la quimera del oro negro en Ecuador está llegando a su fin. las cifras reales de producción y reservas señalan un horizonte de apenas una década. Por años se manipularon las cifras de reservas probadas, pero la terca realidad ha obligado a las autoridades del sector petrolero a reconocer que el país cuenta con reservas de crudo para diez años.

Partiendo de la premisa básica del negocio petrolero (barril consumido, barril repuesto), la actual administración se lleva el galardón a la negligencia en estas cuatro décadas de extracción. Pese a que el sector ha sido manejado a tumbos de emergencia y discrecionalidad, de prescindir de los procesos licitatorios en la contratación y aunque se realizaron importantes inversiones propias, la caída de producción resultó profética, por la incapacidad manifiesta en su manejo. En negocio de los hidrocarburos está en manos de cuadros mixturados, mezcla de unos inexpertos y de otros vinculados a negocios; todos afectos a un modelo derrochador que franquicia el dispendio del festín revolucionario.

De nada han servido ni servirán las triquiñuelas, subterfugios y malabares de las autoridades energéticas que se esfuerzan por presentar como realidad un subterfugio, que pretenden pasar reservas posibles, probables o perspectivas exploratorias, como reservas probadas, a sabiendas que las únicas cifras reales de reservas comercialmente explotables, son las obtenidas con la perforación de pozos, por que permiten cuantificar el volumen de petróleo por yacimiento, su costo de extracción y la relación con el precio. El resto es publicidad embaucadora.

El descenso de la producción no se corrige con decretos presidenciales o sermones sabatinos ni con enmiendas legales forzadas, La publicidad tampoco cuenta con la reforma a la Ley de Hidrocarburos, puesta en vigencia sin debate parlamentario en julio del 2010, pretendieron convertirla en tabla de salvación; con ella se ofreció subir la producción a 530 mil barriles día a partir del 2012, también prometieron nuevas inversiones en el sector a través de los rencauchados contratos de prestación de servicios. Dos años después la realidad castiga a los sueltos de lengua, no solo que la producción cayo a 190 mil en el año 2010 a 142 mil en el 2012, sino que nunca se definieron políticas orientadas a incrementar nuevas reservas.

Fuente: Ecuador Made in China

Sin título-3

El siguiente Ecuador evidencia el descenso en la producción petrolera

Share With:
Rate This Article

wilson_dis8@yahoo.com.mx


No Comments

Leave A Comment

A %d blogueros les gusta esto: